EX MUNDIALISTA Y MEDALLISTA OLÍMPICA KARINA LEBLANC SE REUNIÓ CON JÓVENES FUTBOLISTAS EN LIMA

La ex arquera de la selección de fútbol canadiense compartió con promesas del fútbol femenino.


LIMA, 11 May. 18 / 6:00 p.m. (FPF). – Karina Le Blanc, ex arquera de la selección femenina de fútbol de mujeres de Canadá, ganadora de la medalla de oro en los Juegos Panamericanos del 2011 y la medalla de bronce en las Olimpiadas del 2012 se encuentra en el Perú como Embajadora de UNICEF en Canadá, realizando una serie de encuentros con adolescentes.

Karina estuvo esta semana en Iquitos donde sostuvo un encuentro con adolescentes de colegios pertenecientes al distrito de Belén. Los y las jóvenes formaron seis equipos de fulbito para interactuar con ella. El anfitrión fue la institución educativa Sachachorro, también de Belén. Allí la práctica del fútbol de valores se utiliza como una estrategia para alejar a la niñez y adolescencia de situaciones de riesgo, y desarrollar habilidades blandas.

Es muy interesante ver cómo esta metodología no cuenta con árbitros sino más bien con mediadores. Me ha impresionado cómo los criterios de juego pasan no solo por la calidad deportiva, también es muy importante el juego limpio y la convivencia pacífica en la cancha de juego’ señaló LeBlanc.

Ahora en Lima, se reunió en el estadio de la municipalidad de San Luis con jugadoras entre los 13 y 17 años de distintos clubes de Lima, las cuales fueron convocadas por la Federación Peruana de Fútbol (FPF). Además de jugar con ellas y hablar sobre fútbol sostuvo una conversación donde les transmitió su experiencia de vida a través del deporte y escuchó las experiencias de vida de las jóvenes.

La Sra. Haydeé Paitán, Presidenta de la Comisión Nacional de Fútbol Femenino, estuvo presente en representación de la FPF y resaltó la importancia de esta visita para la transmisión de experiencias y valores a las jóvenes futbolistas.

“Es un honor contar con la presencia de una gran deportista como la Srta. Karina LeBlanc a quien agradecemos. Su trayectoria como mundialista, medallista olímpica y embajadora de UNICEF la convierte en un ejemplo para nuestras jóvenes deportistas. Su compromiso con la juventud se refleja en su voluntad de compartir su tiempo y experiencia con nuestras futbolistas tanto en Lima como en Iquitos a través de mensajes de compañerismo, motivación y perseverancia, tanto dentro como fuera de la cancha”, señaló Paitán.

A lo largo de su carrera, Karina ha logrado acumular una serie de triunfos a pesar que tuvo que enfrentar una serie de problemas. Vivió hasta los 8 años en la caribeña isla de Dominica, y luego su familia se trasladó a Canadá. Vivir en un nuevo país con diferentes costumbres y cultura fue para ella un golpe muy fuerte. En las conversaciones que suele tener con adolescentes ella cuenta esta experiencia y les dice que, a pesar de saberse inteligente, la timidez y el sentirse incomprendida hacían que se encerrara en su interior. No fue sino hasta que conoció a algunos entrenadores locales que su vida cambió: la invitaron al club de atletismo y al equipo de básquetbol y de allí al fútbol. En el deporte encontró la forma de salir de su timidez, aumentó su confianza y permitió que su personalidad brillara. “Si trabajas duro, si crees en ti mismo, nada es imposible”, señala.

Karina LeBlanc participó en el 2017 en el programa de la FIFA para la promoción de la mujer en puestos ejecutivos. “Personalmente me ha ayudado a darme cuenta de que soy algo más que una futbolista. Suena trivial, pero es algo muy importante. Mi entrenador John Herdman me dijo lo siguiente en 2013: ‘Si piensas que tu única misión en este mundo es jugar al fútbol, entonces he fracasado contigo’. Nunca olvidaré aquella conversación. Así que me pregunté: ¿Cuál es mi misión?”, explica la futbolista. Fue así que se convirtió en embajadora de UNICEF y adquirió el compromiso de preservar y defender los intereses y los derechos de la infancia.

 

Sobre la alianza UNICEF-FPF

La alianza contempla el cumplimiento progresivo de diversos compromisos inspirados en el decálogo de los Derechos del Niño y los Principios Empresariales, que proporcionan un marco general para entender y tratar el impacto del mundo del sector privado en el bienestar de los niños. La idea es llegar a las 25 regiones del país en las que la FPF tiene presencia.

Los compromisos asumidos pretenden afectar positivamente los siguientes aspectos:

  • Promover la no discriminación, la salud y el bienestar físico y psicológico de la niñez;
  • Alentar y proteger el derecho a la educación, particularmente la educación secundaria en el caso de los y las adolescentes;
  • Promover la vida en familia y la práctica del deporte en las comunidades;
  • Proteger a la niñez y adolescencia de todas las formas de violencia;
  • Capacitar al personal de la Federación en derechos de la niñez;
  • Establecer códigos de conducta para todo el personal de la Federación Peruana de Fútbol, jugadores y directiva;
  • Utilizar responsablemente la publicidad y el marketing, cuidando de no vulnerar ningún derecho de los niños, niñas y adolescentes;
  • Realizar seguimiento de las acciones realizadas y reportar los resultados que se van alcanzando para incentivar a más instituciones deportivas y empresas a realizar este tipo de prácticas.